Este Templo

es una asociación pagana, animista y ecofeminista

Este Templo no sólo es una web, es un lugar sagrado de reunión para sus Sacerdotisas y todas las personas que quieran compartir con nosotras.

Es un espacio activista, pagano y ecofeminista, eso quiere decir simplemente que estamos profundamente vinculadas a Madre Tierra que es nuestra Gran Madre, es nuestra primera madre, la primera madre de todos los humanos.

Trabajamos activamente para recuperar y conservar los antiguos ritos de la Tierra, por eso nuestra primera frase representativa es «Recuperamos tradiciones». Toda esa recuperación ha partido de nosotras mismas como mujeres masacradas por el patriarcado, así que si, trabajamos para recuperar el poder de las mujeres, aunque lo hacemos no porque somos mejores, ni mucho menos, sino porque es la única manera que conocemos para que así nuestros hombres también sanen con nosotras…y todo cambie. Esa es nuestra misión, o parte de ella, quizá el valor fundamental de este grupo de personas es recuperar el «no hay afuera». Volver a sentir que vivimos en esta Tierra y que somos la Tierra, que todo lo que la hacemos a Ella, nos lo estamos haciendo a nosotros mismos como especie. Somos paganas.

Todo tiene espíritu, desde nosotras mismas a las piedras, el aire o el fuego. Todo tiene alma. Somos animistas. Hemos querido volver al origen de la visión espiritual de los pueblos originales de la Tierra, por elección y por sentimiento, todo lo que hemos vivido hasta ahora nos ha llevado a este camino animista, que ofrecemos y compartimos con todo el mundo, por eso mismo estamos en contra de cualquier forma de discriminación, así que sea bienvenida toda persona, da igual su sexo, su género, el color de su piel o su ideología política, si viene aportar y a sumar. Todas somos válidas. Creemos firmemente en el valor de la comunidad como una de las características del animismo, ya que, al estar relacionados todos los seres vivos e interconectados entre especies y con los demás no podemos vivir como simples individuos aislados, de ahí la segunda frase de nuestro leitmotiv, «Creamos comunidad».

Hablamos en femenino porque casi todas las personas que nos componen son mujeres, y nuestro trabajo está enfocado hacia el empoderamiento femenino basado en la ciclicidad inherente en la mujer, con eso no queremos hacer distinción de sexo ni género, tan solo nos dedicamos a esto en cuerpo y alma. Es nuestra misión vital, hacer visible aquello que se ha llamado pecado, suciedad, malignidad o brujería como insulto, para que sea sacralizado de nuevo, y unido a la sacralización de la Tierra donde vivimos, sanemos este mundo entre todos.

Para nosotras lo que hacemos al planeta es un reflejo de lo que se ha hecho con la mujer durante milenios, la explotación, sumisión, la creencia de que somos una propiedad rentable a la que sacar partido. Como vivimos en el no hay afuera, todo nuestro trabajo se realiza desde esa premisa. No hay diferencia entre la Tierra, nosotras y todos los seres que La componen. Somos ecofeministas. No puede haber vida en este maravilloso hogar si no cambiamos inmediatamente como especie, no podemos seguir contaminando como lo hacemos, ni explotando recursos como si fueran infinitos, ni tratando la vida como si fuera un objeto. Porque todos los seres formamos parte del Gran Tejido y por eso nuestra última frase representativa es, «Tejemos futuro».

Giramos alrededor de La Rueda Anual

Nuestro año comienza en el Noroeste, en Samhain, entrando de lleno en el Caldero. Las formaciones sacerdotales comienzan también en ese momento y una vez comenzadas se cierran hasta el año siguiente. No hace falta ser Sacerdotisa ni Sacerdote para vivir íntimamente con Ella, para conocer todos Sus giros, cambios y dones, por eso tenemos una formación preparatoria para el Sacerdocio que se llama Alrededor de la Rueda del Año. Desde ahí, podrás optar por vivir tu vida plenamente en Ella con todo lo que has aprendido, o dedicarte a Su servicio formándote en el Sacerdocio.

Rueda Anual

¿Quieres saber algo más sobre el giro de la Rueda del Año?

Pues pincha en el botón…y, ¡Buen viaje!

 Te invitamos a girar con nosotras en cada estación. 

 Hay ceremonias públicas y abiertas en diferentes ciudades europeas, así como Tiendas Rojas. 

 

Y aquí estamos nosotras…las que hemos comenzado todo esto,

cuatro mujeres, que con todos sus miedos,

han decidido vivir de cara al mundo

entregando sus dones a la Gran Madre y la Vida.

Mariam

Mariam

Sacerdotisa de la Gran Madre

La Gran Madre, nuestra Madre Tierra es mi hogar y el hogar de todos, un hogar sagrado. Me comprometí a recuperar sus antiguas tradiciones de comunidad y sacralidad, a recuperar las celebraciones de todas Sus estaciones, y a acompañar a las mujeres en la recuperación de su poder robado. Por eso estoy aquí. Estoy para Ella y también para vosotras.

Raquel

Raquel

Sacerdotisa de la Diosa

Volver a conectar a las personas con los ciclos de la Tierra y de la vida.

Que volvamos a sentir la sacralidad de la Tierra, y así poder vivir en amor y respeto con Ella y con todo lo que es parte de Ella.

Charo

Charo

Melissa de la Diosa

Volver a conectar, vivir Sus ciclos, hacia dentro y hacia fuera, mirar a través de sus ojos, con la mirada limpia, vivir en lo sencillo, en lo simple, sentirse una con todo, cuidarLa, cuidarme como solo  Ella lo haria con cada una de Sus hijas. Y compartir con todas las personas que la quieran escuchar

Erika

Erika

Melissa de la Diosa

Las palabras han formado siempre una parte importante de mi vida. Ahora mi objetivo es poder usar mis palabras de forma que a través de ellas pueda mostrarla a Ella.Tejer con mis palabras una red de mis vivencias, en donde sea posible encontrarLa y vivirLa. Hacer de esta forma evidentes Sus ciclos y Sus Raíces, que acogen y envuelven a todo aquel que está dispuesto a ello.